Cerco y ataque al equipo de prensa de la Red Uno

65

El periodista Marco Chávez en el estudio de televisión de Red Uno. Crédito: redes sociales

Santa Cruz, 17 ago (ANP) – El miércoles 12 de agosto, un equipo de prensa de la Red Uno de televisión de Bolivia fue cercado y atacado por manifestantes que interrumpían el tránsito de vehículos en la región de Santa Fe de Yapacaní, en el municipio de San Carlos, localizado a 120 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

De acuerdo al reporte del periodista Marco Chávez, que estaba acompañado por el camarógrafo José Antonio Posiavo y el conductor  Maximiliano Sosa, la agresión se registró cuando se aprestaban a realizar un informe en directo para el noticiero nocturno.

Los enviados de prensa fueron amenazados y agredidos verbalmente por las personas que bloqueaban la ruta que une a los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba. Algunos manifestantes provocaron daños en el equipo de transmisión móvil.

“Impidieron que hagamos el despacho (informativo) con insultos y amenazaban golpearnos con piedras y palos. Nos metimos en el auto para escapar, pero nos rodearon. Golpearon los vidrios, el techo y varios introdujeron las manos al interior del vehículo; así lograron dañar los conectores de la mochila para las transmisiones al vivo, aunque nosotros salimos sin un rasguño, por la protección divina. Al final, se abrió un espacio suficiente –entre la gente- para que el conductor maniobre y salimos del lugar”, indicó.

Chávez, conductor de noticias en el sector deportivo durante más de una década y que con la nueva normalidad alterna tareas de reportería, como en sus inicios de la actividad profesional, agregó que al llegar a su domicilio la madrugada del 13 de agosto, tras un viaje de 140 km, valoró más todavía la labor de los colegas que hacen periodismo de calle durante las protestas”.

Las principales vías camineras fueron obstruidas durante 13 días, por convocatoria de la Central Obrera Boliviana (COB) y apoyada por seguidores del expresidente Evo Morales (2006-2019), con la finalidad de adelantar las elecciones generales proyectadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para el próximo 18 de octubre.