Trabajadores de un diario reducen sus salarios voluntariamente

43

Los trabajadores gráficos del diario Correo del Sur de la ciudad de Sucre durante la impresión de periódicos. Crédito: Carlos Rodríguez / Correo del Sur

Sucre, 09 may (ANP).-  En medio de una crisis financiera que afecta a todos los diarios bolivianos, los periodistas y trabajadores del diario Correo del Sur que circula en la capital de Bolivia, Sucre, redujeron su salario voluntariamente y con ello eligieron salvar sus fuentes de empleo. El director del medio recibió la noticia conmovido hasta las lágrimas.

El dirigente Luis Alberto Guevara anunció la decisión que llega en momentos en que los diarios bolivianos se hallan en una preocupante situación financiera debido a que dejaron de circular, desde la declaratoria de cuarentena dispuesta por el gobierno central, el pasado 22 de marzo.

Unos 70 trabajadores del medio fundado hace 33 años, y que también imprime el periódico El Potosí que circula en la ciudad del mismo nombre, expresaron el inédito mensaje que sorprendió en las redes sociales donde recibió comentarios favorables en momentos de crisis generalizada por la suspensión de actividades públicas y privadas.

“Debo confesar que la declaración del representante de los trabajadores de Correo del Sur me conmovió hasta las lágrimas”, declaró el director de Correo del Sur y presidente de la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) Marco Antonio Dipp.

“Yo les había anticipado que se venían tiempos duros, que se prepararan para asumir cualquier sacrificio. Pero ellos dieron un paso más. Y lo hicieron porque Correo del Sur ha sido y es mucho más que una simple empresa; es una familia”, comentó  

“Mi equipo ha escrito hoy una de las más hermosas páginas en casi 33 años de historia y circulación ininterrumpida de nuestro periódico. Son un orgullo y un ejemplo para el país y para el periodismo en general. Mi admiración y gratitud para todos”.

Además de buscar una solución al difícil momento del medio más antiguo de Sucre, Dipp asumió la difícil tarea de buscar el apoyo gubernamental para evitar el colapso de al menos 10 diarios bolivianos.

Desde marzo, como Presidente de la ANP intenta una fórmula para preservar la palabra independiente de los medios escritos y con la garantía de credibilidad en tiempos de abundantes noticias falsas.

Fiel a sus lectores, el Correo del Sur resolvió editar un semanario que circula cada viernes y es comercializado por su Director que junto a los periodistas vende los ejemplares directamente a su público.

En Bolivia es marcada la tradición de lectura del diario impreso en papel en viejas rotativas de diarios centenarios como El Diario y La Patria, y otros de gran tradición como El Deber, El Día, Los Tiempos, Opinión, La Palabra, El Potosí, Correo del Sur, La Razón y Página Siete.