Directores cuestionan la circulación gratuita del diario estatal Bolivia

32

Un trabajador de talleres del diario La Patria de la ciudad de Oruro durante el proceso de impresión de ejemplares. Crédito: Franz Chávez/ANP

La Paz, 26 abr (ANP) – Directores de medios impresos independientes cuestionaron la distribución gratuita del diario estatal Bolivia, en contraste con una espera de 18 días a la respuesta de la presidenta Jeanine Áñez a una carta enviada por la Asociación Nacional de la Prensa (ANP-Diarios) que solicita un salvamento de las empresas de larga tradición en el periodismo boliviano.

La edición del periódico estatal que habitualmente se vende en puestos callejeros, apareció el viernes 24 en supermercados y en farmacias con carácter gratuito, y los responsables de diarios privados observaron el hecho como una repetición de las políticas del gobierno de Evo Morales (2006-2019) que fortaleció al diario Cambio, hoy denominado Bolivia.

El 6 de abril, la ANP-Diarios que representa a los principales diarios bolivianos, a revistas especializadas y a la Agencia de Noticias Fides (ANF) pidió a la presidenta Áñez designe un personero para analizar las fórmulas de apoyo a los diarios privados que soportaron una asfixia financiera durante el gobierno izquierdista de Morales.

Al finalizar la jornada del viernes 24, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, respondió a la petición de la ANP-Diarios con una invitación a dialogar próximamente.

El presidente de la ANP-Diarios y director del periódico Correo del Sur, Marco Antonio Dipp, declaró que la edición gratuita no le sorprende, ya que cuando denunciaban la sistemática asfixia económica por parte del gobierno de Evo Morales, este endureció su veto publicitario y fundó el diario Cambio, ahora denominado Bolivia con la llegada de Áñez a Palacio.

“Pretendían reemplazar o hacerle sombra a la prensa independiente y a su bien ganada credibilidad a lo largo de décadas de trabajo. Fue un fracaso que solo significó el gasto innecesario de dineros públicos”, rememoró Dipp al diario Correo del Sur de la ciudad de Sucre.

El 26 de diciembre de 2017, el periódico independiente Página Siete reveló que el gobierno de Morales gastó 10 millones de dólares en la instalación de una editorial del Estado en la que se imprimía el periódico Cambio, un medio dirigido a promover la imagen presidencial y que fue muy activo en tiempos de campaña política.

Dipp recordó que los diarios bolivianos emplean a más de 1.000 personas en todo el país y que todos los impresos, sin excepción están al borde del colapso.

“No quisiera pensar que la respuesta que esperábamos sea la reaparición del exdiario Cambio, con todas las implicaciones que eso pueda tener”, dijo esperando estar equivocado. “Sería triste que estemos asistiendo a una reproducción de prácticas pasadas contra las que hemos resistido con las mismas convicciones democráticas que sustentan los principios y valores del conjunto de la prensa boliviana y, por supuesto, de la ANP”, añadió.

A través de su cuenta de Twitter, la ministra de Comunicación Isabel Fernández escribió: La edición gratuita de @Bolivia fue exclusivamente dedicada a informar en #Bolivia sobre medidas relacionadas a la lucha contra el #COVID-18. Es fundamental que todos los bolivianos puedan tener acceso gratuito a información que pueda salvar vidas.

El director de Contenidos del diario El Deber de la ciudad de Santa Cruz, Juan Carlos Rocha, considera que el periodismo gubernamental siempre fue irrelevante y fracasado, con escasa o nula capacidad de competencia frente a los medios independientes.

“La prueba es el periódico Cambio que ahora se llama Bolivia: no tienen credibilidad porque sus contenidos están al servicio de un gobierno, no de la verdad. Desde ese punto de vista no nos preocupa. Lo que preocupa es que lo hace un Estado en una práctica de dumping o competencia desleal, regalando recursos del Estado y probablemente obligando a farmacias, supermercados o bancos a distribuir de manera gratuita sus ejemplares. Eso es lo preocupante”, reclamó.

La directora del periódico Los Tiempos, Luz Marina Canelas, calificó de desatino la circulación del impreso gratuito gubernamental en el contexto de la crisis de los diarios bolivianos. “La prensa no está circulando, no está vendiendo sus ejemplares, no está captando publicidad. Estamos hablando de un rubro bastante grande, que además es vital para la población y para el país”, manifestó.

Para Marcelo Miralles, gerente del centenario La Patria de Oruro, el escenario es de nubarrones negros para los diarios impresos independientes ya que los ingresos se redujeron en más del 90% y lo recaudado no permite ni siquiera cubrir la planilla de sueldos.

“La medida de editar en forma gratuita el periódico Bolivia, significa para nosotros una competencia desleal que ahonda aún más nuestras dificultades, con recursos que salen de los mismos impuestos que nuestros diarios aportaron. Es necesario pensar en el futuro, si no recibimos el apoyo ahora, es posible que al final de la pandemia se silencien muchos medios de cada una de las regiones del país”, advirtió.

Referencias: https://www.paginasiete.bo/nacional/2017/12/26/inauguran-editorial-estado-imprimir-requerimientos-ministerios-164435.html