Periodistas atacados por campaña de descrédito desmienten acusaciones

5

Foto: Los gráficos que circulan en las redes para acusar a periodistas y sin responsables de sus contenidos. Crédito: Redes sociales

La Paz, 01 Abr. (ANP) – Periodistas señalados como beneficiarios de contratos de consultoría, durante el gobierno transitorio de la presidenta Jeanine Añez (2019-2020), desvirtuaron las denuncias porque caen en falsedad e imprecisiones y varias proceden de cuentas anónimas en redes sociales.

Desde hace dos días, personas que emplean cuentas atribuidas a movimientos sociales y bajo el anonimato, difunden mensajes gráficos que atribuyen a nueve destacados periodistas la obtención de “contratos especiales” en el gobierno anterior.

La subdirectora del diario Página Siete, Mery Vaca, afirmó: “No recibí ningún contrato y, por tanto, tampoco recibí ni un centavo”. Atribuyó las versiones a “una desesperada guerra sucia que busca denostar a los periodistas independientes”.

Los mensajes que circulan por las redes sociales surgieron días después que varios periodistas y medios independientes recapitularon las protestas sociales que determinaron la renuncia del presidente Evo Morales, en noviembre de 2019. El partido del expresidente y el actual mandatario, Luis Arce, sostienen que la salida de Morales del poder fue resultado de un “golpe de estado”.

Otro de los desmentidos fue expresado por el periodista del diario El Deber, Marcelo Tedesqui, a quien se acusa de haber desempeñado el cargo de asesor en comunicación de la excanciller Karen Longaric (2019-2020).

“Yo he hablado en persona una vez con la señora exministra, cuando me recibió para una entrevista con El Deber. Asistí a varias conferencias de prensa. …Jamás trabajé para ella (Longaric). Exijo que estas personas que no tienen escrúpulos para desprestigiar nuestra labor periodística demuestren lo que denuncian”, afirmó Tedesqui a la Unidad de Monitoreo de la ANP.

El periodista es un corresponsal en la ciudad de La Paz para el diario que se edita en la ciudad de Santa Cruz, y desde hace nueve años reporta noticias de manera ininterrumpida para el medio impreso.

Desde los estudios de Radio Fides, el periodista y conductor del programa El Café de la mañana, Mario Espinoza, descartó las acusaciones. Atribuyó la acción a una práctica creada por el alemán Joseph Goebbels que dirigió la propaganda de Adolf Hitler, postulando la frase “Miente, miente, miente que algo quedará…”

La periodista Nancy Vacaflor desmintió la acusación que la responsabiliza de haber recibido un contrato y dinero mientras dirigía la jefatura de la Agencia de Noticias Fides (ANF).

Confirmó que trabajó en una consultoría pero cuando ya no tenía ninguna vinculación laboral con ANF, y atribuyó la distorsión a un intento de dañar su imagen como una parte de un plan del gobierno para atacar a periodistas con un punto de vista crítico.

“Esto es totalmente falso, yo no he recibido ni un peso de ningún gobierno. El MAS (Movimiento al Socialismo) está en campaña desesperada por cambiar la historia, quiere que creamos que Evo Morales fugó del país por un golpe de estado, pero lo hizo en realidad ante el miedo que le produjo la protesta popular”, declaró el director del portal Brújula Digital, Raúl Peñaranda, al diario Página Siete.

El periodista Andrés Gómez, también citado en las publicaciones, ironizó en una entrevista concedida a Página Siete: ¡Qué raro! Hasta ahora no me llegó un centavo. ¿o el dinero se habrá quedado en algún bolsillo masista y está siendo usado para su mentira llamado golpe?.

“La infamia no tiene límites a quienes gastaron millones en medios afines (por publicidad estatal), hoy hablan de favorecimientos sin ningún documento o fuente”, declaró el periodista Juan Carlos Arana a Página Siete.