Retienen y despojan de equipos a corresponsal en zona de conflicto

4

Foto: El corresponsal Franklin Guzmán Zambrana aparece en una entrevista en Radio FM Bolivia, horas después de su liberación. Crédito: Radio FM Bolivia

Los Yungas (La Paz), 31 mar. (ANP) – El corresponsal de radioemisoras de la región de los Yungas, en la zona semitropical de La Paz, Franklin Guzmán Zambrana, fue retenido cerca de 10 horas por transportistas que intentaban vencer un bloqueo de productores de horas de coca, en la zona de Santa Bárbara, distante a unos 100 kilómetros sobre la carretera La Paz—Caranavi, el pasado martes 30 de marzo.

Guzmán estaba reportando sobre los bloqueos que interrumpen la vía desde hace 17 días, y fue confundido con un informante de los productores de hojas de coca e interrogado sobre la identidad de los líderes del sector en conflicto, según denuncia del director de Radio FM Bolivia, Galo Hubner, a la Unidad de Monitoreo de la ANP.

En una grabación de video, el reportero aparece rodeado de conductores de vehículos que lo presionan para obtener información pese a que el comunicador presentó las credenciales que respaldan su trabajo periodístico.

Mientras era amedrentado recibió golpes de puño en el cuerpo, escuchó amenazas y presión psicológica, y fue despojado de una mochila donde llevaba una libreta de apuntes, tres teléfonos móviles que emplea en su tarea como reportero, además de ropa.

Según Hubner, el corresponsal fue retenido como rehén mientras exigían que persuada a los bloqueadores a despejar la carretera a cambio de su liberación.

Desde el momento en que capturaron a Guzmán y hasta su liberación, cerca de la medianoche, el reportero permaneció atado de manos a un palo. Los agresores no devolvieron los equipos de comunicación.

La agresión al corresponsal es la segunda registrada en los días de conflicto del sector de productores de hoja de coca. El miércoles 24 de marzo, policías antimotines detuvieron al reportero de Radio FM Bolivia, Cristian Mayta, en la región conocida como Puente Elena y conducido hasta la zona de Yolosita, distante a dos kilómetros.

Mayta se identificó como reportero de Radio FM Bolivia ante el jefe policial encargado del grupo antimotines, y posteriormente fue liberado.

Hubner expresó preocupación por el hostigamiento de oyentes que rechazan el trabajo periodístico en la región. Con frecuencia se escuchan reproches: “los periodistas preguntan mucho”, denunció.

El rechazo al trabajo periodístico tiene origen en sectores afines al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), y según Hubner, las voces corresponden a candidatos y dirigentes que participan en actos de proselitismo de este partido.

El bloqueo de la carretera entre La Paz y los Yungas es protagonizado por productores de hoja de coca que rechazan el cierre del edificio donde se acopia el vegetal destinado al mercado legal, y se halla ubicado en la zona de Villa Fátima.

Las protestas surgieron tras una resolución gubernamental que dispone el cambio de la sede de comercialización a un inmueble localizado en las afueras de la ciudad (Kalajahuira), y que no guarda las condiciones del anterior según los manifestantes.

La actual sede de Villa Fátima, además de permitirles una mejor comercialización, también sirve como sitio de hospedaje temporal a los agricultores del sector.