Santa Cruz: un equipo de Tv fue agredido por bloqueadores

48

En la imagen aparecen a los agresores del equipo de prensa de Unitel. Crédito: Redes sociales

Santa Cruz, 23 may (ANP) – El periodista Alberto Sagredo y el camarógrafo Maicol Bustamante, de la red boliviana de televisión Unitel, fueron golpeados el 22 de mayo, por manifestantes que bloquean la carretera en el municipio de Mairana, ubicado a 140 kilómetros de la ciudad amazónica de Santa Cruz de la Sierra.

Los ataques verbales y físicos se registraron  cuando el equipo de televisión de Unitel se aproximó para entrevistar a decenas de manifestantes que interrumpen el tránsito de vehículos en la ruta nacional entre los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba, desde hace 72 horas.

Sin mediar aviso fueron rechazados con empujones, luego puñetes y patadas, hasta llegar a los garrotazos.

“La agresión se realizó frente al alcalde Sinforoso Mamani que no intervino. Nos quitaron nuestras credenciales e intentaron quedarse con la cámara. Algunos tenían cubierto el rostro con barbijos, pero la mayoría puede ser identificado. El video que grabamos y mostró nuestra estación televisiva es la prueba”, declaró Sagredo a la Unidad de Monitoreo de la ANP-Diarios.

Los agresores están identificados como integrantes de la Federación Sindical de Trabajadores Campesinos de la provincia Florida-Subcentral Mairana, encabezados por el dirigente Aldo López, un grupo que ha manifestado su afinidad con el expresidente Evo Morales.

La Federación Sindical de Trabajadores Campesinos de la provincia Florida reclama la realización de las elecciones generales, pese al estado de emergencia sanitaria por la pandemia.

Fuentes responsables de la salud pública de la zona alertaron de 22 personas con diagnóstico positivo al covid-19.

El jueves 21, un grupo de manifestantes incendió las instalaciones policiales del pueblo que tiene cerca de 4.000 habitantes.

La Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia emitió ayer un pronunciamiento para “repudiar un evidente atentando contra la libertad de prensa, de expresión y de información, y el derecho al trabajo, consagrados en la Constitución Política del Estado”.