Simpatizantes de expresidente atemorizan a los periodistas

90

La imagen muestra a las personas que rodeaban a periodistas que cubrían el arribo del expresidente Evo Morales al aeropuerto de la ciudad de El Alto. Crédito: Página Siete

El Alto, 06 dic. (ANP) – Periodistas de varios medios informativos, entre ellos Bolivisión, Televisión Universitaria y Radio Líder que cubrían el retorno del expresidente Evo Morales al Aeropuerto Internacional de El Alto, en la madrugada del 3 de diciembre, fueron víctimas de amenazas, agresiones verbales y empujones de parte de militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Los periodistas que ofrecieron sus testimonios para este reporte de la Unidad de Monitoreo de la ANP-Diarios solicitaron guardar la reserva de su identidad para evitar represalias.

De acuerdo a la declaración del periodista de Radio Líder, los simpatizantes del expresidente amenazaron con el despojo de los teléfonos móviles e incluso elaboraron una lista de los medios que, en su opinión, podían acercarse al líder de los productores de hoja de coca.

La acción es contraria a la Constitución Política del Estado que en su artículo 106 reconoce el derecho a la información “sin censura previa”.

El periodista de Televisión Universitaria narró que una mujer que llevaba un cartel para proponer a la exsenadora Eva Copa como candidata a alcaldesa de la ciudad de El Alto gritó: “¡Fuera canal 13, que salga la prensa vendida!”, mientras alrededor una muchedumbre acosaba e intimidaba a los trabajadores de la prensa que intentaban sostener sus cámaras y grabadoras.

El periodista de Bolivisión señaló que se escucharon gritos como los de: “Que muera la prensa vendida”; “¡A chicotazos (garrotes), carajo!”, en medio de insultos y empujones.

El diario Página Siete reportó que una voz surgió de entre la multitud gritando: “Esos pititas que graben lo que está hablando el compañero”, en tono de orden a los periodistas. “Graban lo que les conviene”. Una mujer sugirió: “¡Quiten sus celulares a los pititas!”.

La Defensoría del Pueblo, a través de un comunicado, condenó las agresiones verbales y amenazas a los periodistas que hacían la cobertura y exigió al Estado garantizar una protección especial para los trabajadores de la prensa a fin de evitar los hechos denunciados.

Morales retornó a La Paz un año después de renunciar a la presidencia tras protestas de ciudadanos en varias capitales de departamento en rechazo al resultado de las elecciones de octubre de 2019, y tras denuncias de fraude en el conteo de votos.